Ha nacido SOCIOCARIBE

SOCIOCARIBE es la asociación de profesionales e investigadores en Sociología clínica e intervención psicosocial del Caribe, la cual se crea como una iniciativa para promover la Sociología clínica y la psicosociología clínica, como perspectivas científicas y profesionales para el abordaje del diagnóstico, la evaluación y el acompañamiento al cambio desde la proximidad, en cualquier ámbito de las complejas sociedades modernas, y con utilización de cualquiera de las metodologías disponibles a tal efecto (dinámicas grupales, grupos de discusión, estudios cualitativos y cuantitativos, historias y relatos de vida, dictámenes de expertos, intervención social, ejercicio de la mediación, programas de revitalización de distritos y comunidades, programas preventivos, teatro social y teatro fórum, etc.).

Sociocaribe impulsa el estudio, la realización y difusión de la investigación científica, la formación, la praxis y la profesionalización en el ámbito de la Sociología en general y de la Sociología clínica en particular, desde una perspectiva multidisciplinar y colaborativa con otros profesionales.

Asimismo nuestra asociación se orienta a tender un puente entre los estudiantes de pregrado y postgrado en Ciencias Sociales, y la práctica profesional especializada. Un ejemplo de ello es nuestra colaboración con quienes se han venido formando desde el voluntariado de interés social e investigativo en el Semillero Soclip, que hace parte del Grupo de Investigación Goffman de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad del Atlántico y el Diplomado en Intervención y Facilitación socio-clínica.

Incluyendo la realización de prácticas de grado y pasantías en el Proyecto de prevención de la deserción universitaria Acompredes la profesionalización de los y las sociólogas clínicas, a través de actividades cómo: las profesionales, formativas, de conocimiento, de consultoría, de difusión, de sensibilización, de intervención social, de mediación, de realización de prácticas profesionales y otras ya sea en los ámbitos de familia, educación y universidad, sanidad, programas sociales, infancia y juventud, género, adultos mayores, cultura, comunidades, etnias, ONG’s y organizaciones de interés social, deportes, etc.

Mediante la difusión de los contenidos y las aportaciones de la Sociología clínica, la psicosociología y la microsociología, Sociocaribe se abre camino para vincularse a todo tipo de organizaciones públicas y privadas y demás agentes sociales colombianos, así como de otros países latinoamericanos, norteamericanos, europeos, africanos, asiáticos, etc. aportando conocimientos, metodologías y nuestra gran vocación de servicio para la mejora de procesos tanto sociales como de interacción grupal, para contribuir a una sociedad y a unas organizaciones más justas, eficientes y satisfactorias.

El CIS publica el libro homenaje al profesor José Ramón Torregrosa

En la primera parte de este libro Herbert Kelman, Colin Fraser, Josefina Zaiter, Tomás Ibáñez, Mikel Villarreal, Jokin Apalategi, Andrés Rodríguez, Luis de la Corte, Florencio Jiménez, José Luis García Molina, José Luis Rodríguez, Juan Díez Nicolás, Pepe Almaraz, Miguel Beltrán y Manuel González Chávez, así como Raimon en el epílogo, han querido dejar testimonio de sus experiencias académicas, intelectuales y vitales compartidas con José Ramón Torregrosa en distintos momentos y ámbitos nacionales e internacionales: sus primeros años en Xàtiva, su etapa de estudiante en la Complutense, sus primeros trabajos como sociólogo, su formación de posgrado en la Universidad de Michigan, su paso por el Instituto de la Opinión Pública y el posterior Centro de Investigaciones Sociológicas, su nombramiento como catedrático de Sociología en la Universidad de Valencia y después como primer catedrático de Psicología Social en España en la Universidad Complutense de Madrid, su condición de director y fundador del primer departamento de este área en nuestro país, su apoyo constante y generoso a la consolidación de la psicología social en las diversas universidades españolas, su influencia en la psicología social latinoamericana, o su participación en importantes proyectos de investigación internacionales.

En la segunda parte del libro se recogen trabajos inéditos sobre algunas de las principales líneas teóricas y de investigación desarrolladas y promovidas por José Ramón Torregrosa a lo largo de su vida: epistemología, teorías psicosociológicas e historicidad (Anastasio Ovejero, Lupicinio Iñiguez, Amalio Blanco, Luis de la Corte y Juan José Caballero); interaccionismo simbólico (Teresa González de la Fe); identidad personal, valores y psicosociología política (Joelle Ana Bergere, Modesto Escobar, Concepción Fernández y Héctor Grad); trabajo, desempleo y salud mental (Esteban Agulló, José Antonio Llosa y M. Silveria Agulló, y Alicia Garrido y José Luis Álvaro); emociones (Eduardo Crespo); sociología clínica y psicología social de la salud (Vincent de Gaulejac y Fernando Yzaguirre, y Rafael González y Blanca Lozano); y nacionalismo (Sagrario Ramírez y Juan García-García).

Sociología clínica y emancipación del sujeto

“Comprender” y “dar voz” al sujeto, fue el propósito de Pierre Bourdieu en “La miseria del mundo”, conectando estructura, relaciones dialéticas y vida cotidiana; sumergiéndose en el estudio del sujeto y sus relaciones con los fenómenos sociales. Marcel Mauss, discípulo y sobrino de Émile Durkheim, consideró que los fenómenos sociales eran a la vez psicológicos y sociológicos, y abogó por una sociología psicológica. George Simmel, relacionó acciones psíquicas y acción recíproca entre individuos y grupos. Alain Touraine, por su parte, resaltó la importancia del actor y del “sujeto histórico”, enfocándose en una sociología del sujeto, definido este como la voluntad de construirse como un actor.

El sentipensante Fals Borda se preocupó por la disminución de las diferencias entre el sujeto y el objeto de la investigación desde la IAP. Eugène Enriquez, habló del análisis clínico en las ciencias humanas, y Anthony Giddens de la “inmersión” en una forma de vida para entender la actividad social precisa. Berger y Luckmann, dan cuenta de la construcción de la realidad apoyándose en los procesos subjetivos, así como en presupuestos socio-psicológicos y Zygmunt Bauman, por su parte, reivindica la “indomable e irreductible… subjetividad humana”. Max Weber situó al sentido subjetivo de la conducta humana, como elemento clave de la acción social, que, para él, es el objeto mismo de la sociología (…) Y al tratar de definir la religión como un tipo de acción comunitaria, resaltó que sólo es posible su comprensión “partiendo de las vivencias, representaciones y fines subjetivos del individuo -esto es, a partir del sentido-”.

Por su parte, Émile Durkheim mostró los nexos entre psiquismo individual, psiquismo colectivo y vida social en “Las formas elementales de la vida religiosa”, donde habló de los elementos subjetivos contenidos en las representaciones colectivas, de los sentimientos así como de las emociones (…). En “Las reglas del método sociológico”, Durkheim reconoció que “como hemos demostrado, es indiscutible que los hechos sociales están producidos por una elaboración sui generis de hechos psíquicos… Una cultura psicológica… constituye pues para el sociólogo una propedéutica necesaria”.

En cuanto a Karl Marx, en sus manuscritos de juventud, abordó el tema del individualismo y la subjetividad. Allí, señaló: “El hombre, en tanto que ser objetivo y sensible, es un ser que sufre, y como siente que sufre, es un ser apasionado. La pasión es la fuerza esencial del hombre que tiende enérgicamente hacia su objeto” (…). Desde la psicología, Sigmund Freud señaló que sólo rara vez se puede prescindir de los vínculos que tiene el individuo con otros, y así “la psicología individual es simultáneamente psicología social”, y resaltó la relevancia de la atención prestada por el psicoanálisis a “las bases afectivas del vínculo del individuo con la sociedad”.

Por su parte, Wilhelm Reich, junto a otros miembros de la Escuela de Frankfurt, buscó respuestas ante el horror de la guerra y el holocausto apoyándose en Marx y Freud. Afirmó que “El objeto propio del psicoanálisis es la vida psíquica del hombre socializado”, y mostró las aportaciones que ofrece el enfoque psicoanalítico para la comprensión de ciertos fenómenos sociales como las ideologías, la conciencia de clase o la adhesión de las masas al nacismo (…). Otros miembros de la Escuela de Frankfurt, pusieron también en relación el estudio de lo social y el desarrollo psíquico de los individuos, apoyándose en el psicoanálisis para profundizar en las dimensiones inconscientes de los procesos sociales.

¿Cómo llegó la clínica a la sociología?

Interesante entrevista a Vincent de Gaulejac realizada como parte de la agenda teórica del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES), que se llevó a cabo en 2017 (subtítulos en español).

“- Para comenzar, quisiéramos que nos hiciera una presentación del concepto sociología clínica… objeto de estudio, metodología…
– Es una pregunta vasta… me he interesado junto a otros por introducir la perspectiva clínica en el campo de la sociología… Siempre ha existido en el campo de la sociología la preocupación por ejemplo en Francia sobre la oposición de Durkheim y Tarde… o con el Colegio de Francia que antes de la segunda guerra mundial afirmaron en un manifiesto que los fenómenos sociales no son cosas… tomando distancia de Durkheim quien defendió que había que explicar los fenómenos sociales como cosas para dar un estatuto científico a la sociología (su preocupación esencial)…”